miércoles, 10 de noviembre de 2010

Circulo viciado...


Rompe el mar en la ventana y en el borde de la almohada
Suspiros desde las cuerdas...ya sin filo las tijeras...
No habla de esto el diccionario.

Choqué de frente con una verdad que cargamos todos: "Nuestra psique es la respiración del cosmos" , no somos mas que el vómito del mundo que nos tocó vivir, cada mínimo detalle de nuestro entorno nos define y forja.
No creo en el destino,pero no puedo evitar ver la paradoja en el asunto...no están a la vista las páginas que cuentan hacia dónde vamos, pero con un poco de imaginación y una dosis amplia de resignación...podemos pensar el desenlace. "Una y mil veces más...de aqui  a la eternidad" Trotsky tenia razón.
Y la solución en el final sería muy karmatica: actuar diferente ,para resultados diferentes... después de algunos intentos y demasiados moretones puedo dar cuenta de la certeza del asunto.
Pero no siempre la razón nos domina y es probable y más que probable: seguro...que volvemos a caer...
Lo asfixiante del asunto es no saber dónde...y pensar en quienes nos llevamos con nosotros en la ruta en picada. Y lo inoportuno nace ,haciendo volar  sobre alas de papel...
No...el diccionario no evidencia eso que estoy sintiendo...pero el poeta lo hace:

                                   Estados de ánimo


Unas veces me siento
como pobre colina
y otras como montaña
de cumbres repetidas.

Unas veces me siento
como un acantilado
y en otras como un cielo
azul pero lejano.

A veces uno es
manantial entre rocas
y otras veces un árbol
con las últimas hojas.
Pero hoy me siento apenas
como laguna insomne
con un embarcadero
ya sin embarcaciones
una laguna verde
inmóvil y paciente
conforme con sus algas
sus musgos y sus peces,
sereno en mi confianza
confiando en que una tarde
te acerques y te mires,
te mires al mirarme. 
 
Mario Benedetti 









2 comentarios:

  1. Genial todo lo que decís y el poema que lo subraya!

    ResponderEliminar
  2. No puedo creer que me haya gustado un poema de Benedetti.

    ResponderEliminar